Esta web usa cookies que nos ayudan a proporcionarte la mejor experiencia de acuerdo a tus intereses. Para usar la web con total comodidad, por favor acepta recibir todos los cookies en nuestro portal. Política de cookies .

Aceptar Rechazar

Usted está utilizando un navegador demasiado antiguo.

Con el fin de ofrecer la mejor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de desarrollo web de vanguardia que requieren un navegador moderno. Para ver esta página, utilice Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior

Guía básica de autoconsumo fotovoltaico
Guía básica de autoconsumo fotovoltaico

Guía básica de autoconsumo fotovoltaico

Tramitación, instalación y elementos principales de una instalación fotovoltaica doméstica

Autor: Redacción Re_Magazine - Tiempo de lectura: 5 min.

La energía solar fotovoltaica se ha convertido en la esperanza de quienes buscan ahorrar en la factura, y también de aquellos comprometidos con reducir su huella de carbono. Es una tecnología fiable, de larga vida útil y que requiere una inversión más que asumible. Y desde el año pasado, además, cuenta con un marco regulatorio que protege al consumidor. Ha llegado el momento, por tanto, de pasarse a la fotovoltaica, pero ¿qué pasos hay que dar para hacerlo?

No hace muchos años, la idea de beneficiarnos de la tecnología fotovoltaica a nivel doméstico sonaba a idea de ciencia ficción. No porque fuera nueva —Charles Fritts fabricó la primera célula solar ¡en 1883!—, sino porque se trataba de una tecnología costosísima utilizada exclusivamente en investigación espacial.

Sin embargo, como tantas otras cosas que se desarrollaron con vistas a ser utilizadas en la exploración espacial (los detectores de humo o la comida deshidratada, por ejemplo), también la fotovoltaica ha acabado llegando hasta nosotros. Y con el paso del tiempo se ha convertido en una tecnología asequible y mucho más eficiente.

En nuestro país, su implantación se ha visto ralentizada por el marco regulatorio, del que ya hablamos aquí; pero finalmente, en octubre del año pasado, un decreto ley vino a solucionar el problema. Ahora mismo, las cosas están de la siguiente manera:

primera placa solar
Primer panel solar instalado en Nueva York en 1884

Tipos de instalación y tramitación de permisos

El actual decreto ley 15/2018, Medidas Urgentes para la Transición Energética distingue entre dos tipos de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo: las instalaciones con excedentes y las instalaciones sin excedentes.

Las instalaciones sin excedentes, de hasta 100 kW, no deben hacer ningún tipo de trámite administrativo más allá de solicitar la licencia de obra y presentar el boletín de un instalador autorizado. Eso sí, será obligatorio instalar un dispositivo antivertido que garantice que no se vuelca ningún excedente obtenido a la red general.

instalación fotovoltaica
La actual ley distinge entre instalaciones con y sin excedentes.

Las instalaciones con excedentes deben cumplir una tramitación algo más compleja (muy sencilla, en cualquier caso, comparada con la que exigía la anterior ley). Con este tipo de instalación nos convertiremos en sujetos consumidores y a la vez productores de electricidad, y podremos percibir una remuneración por los excedentes inyectados a la red.

Hablamos, recordémoslo, de instalaciones fotovoltaicas. El aprovechamiento de la energía solar mediante paneles térmicos no solo es un tema aparte, sino que es una tecnología de obligada incorporación en edificios de nueva construcción. Puedes consultar aquí la diferencia entre energía solar fotovoltaica y energía solar térmica

Qué elementos incluye una instalación fotovoltaica

La mayoría de los elementos de una instalación fotovoltaica son comunes en las instalaciones con excedentes y en las instalaciones sin excedentes. A continuación repasamos los elementos principales de una solución fotovoltaica Helio PV de Saunier Duval

Paneles solares: Elemento principal de toda instalación fotovoltaica y también el único ubicado en el exterior de la vivienda. Este es un factor que no conviene menospreciar, pues influye decisivamente en la duración de la vida útil del panel. Los módulos fotovoltaicos Helio PV, de Saunier Duval, cuentan con un tratamiento que los hace resistentes a la corrosión, la niebla salina y el amoniaco, y están reforzados para soportar altas cargas de viento y nieve. Y por si todo esto no fuera suficiente, también están garantizados durante 10 años, que es mucho más tiempo del que cuesta amortizar una inversión fotovoltaica.

El tamaño de cada uno de los paneles de la gama Helio PV es de 1.660x990 mm y pueden ir montados sobre cubierta o bien en una estructura a nivel del suelo. De su correcta orientación depende en gran parte el rendimiento. La orientación ideal es la sur. A partir de ese punto la producción de los paneles va reduciéndose; al principio muy poco (con orientaciones sureste y suroeste la producción cae apenas un 1%-3%), pero a medida que nos alejamos de ese punto ideal, desciende cada vez más (30% para orientaciones este y oeste).

En el eje vertical, la orientación depende de en qué época del año deseemos mayor producción. Los paneles apuntarán más alto si deseamos el pico de producción en verano y algo más bajos si lo deseamos en invierno.

Por lo demás, si vamos a colocar más de un panel, tendremos que escoger entre una instalación en paralelo o una instalación en serie. Por decirlo de una manera muy simplificada, en las instalaciones en paralelo cada panel produce electricidad por separado, por lo que la instalación mantiene el voltaje de cada panel, pero suma la intensidad (amperaje) de todos los paneles. En las conexiones en serie, en cambio, los paneles se conectan entre sí para formar, por decirlo de alguna manera, un "superpanel", con lo que se consigue aumentar tanto el voltaje como la intensidad. En cualquier caso, estos son aspectos técnicos en los que un instalador especializado podrá asesorarnos. 

panel helio pv de saunier duval
Panel Helio PV de Saunier Duval
inversor fotovoltaico Helio PV
Inversor Fotovoltaico Helio PV de Saunier Duval

Inversor Fotovoltaico: Los paneles solares producen corriente continua (CC) que debe ser convertida en corriente alterna (CA) para su aprovechamiento doméstico. De ello se encarga el inversor fotovoltaico. En el caso del inversor de la gama Helio PV, se trata de un módulo de fácil instalación que, aunque debe situarse en el interior, cuenta con protección IP65 lo cual lo hace técnicamente resistente a condiciones de exterior y por tanto a cualquier condición que podamos encontrar en trasteros, cuartos de instalaciones, sótanos, garajes... Además cuenta con una garantía de 10 años, igual que el resto de los elementos de la gama Helio PV. Este inversor pensado para gestionar entre 5 y 20 captadores, integra en el mismo cuerpo un display para ajustar los parámetros de la instalación y puede conectarse a internet a través del propio router de la vivienda o negocio para la monitorizar la generación fotovoltaica y nuestro consumo eléctrico. Este es un servicio totalmente gratuito de la marca Saunier Duval, disponible para todos los usuarios de Helio PV.

Gestor de energía: Como ya hemos dicho antes, las instalaciones sin excedentes deben incorporar un sistema antivertido. Mediante este dispositivo el sistema monitoriza el consumo de la vivienda y, en el caso de disponer de más energía eléctrica generada de la que la vivienda está demandando, el inversor reduce su propia potencia de generación para que nunca haya exceso de energía vertida en la red.

Smart Grid Ready
Gestor de energía Smart Grid Ready
módulo PV-Ready
Sistema de aprovechamiento de excedentes PV-Ready

Sistema de aprovechamiento de excedentes: Las baterías de litio son una muy buena y atractiva solución técnica, pero actualmente son excesivamente caras, lo cual alarga su periodo de amortización (entre 10 y 12 años). Por eso Saunier Duval ha apostado por una alternativa para la gestión de excedentes: el gestor de energía PV-Ready, que convierte la energía eléctrica en energía térmica, empleable en calefacción y agua caliente en instalaciones aerotérmicas. Y es que, no lo olvidemos, una instalación aerotérmica es la forma más eficiente de emplear en calefacción la energía autogenerada.

El autoconsumo fotovoltaico es una vía, no solo hacia el ahorro, sino también hacia una forma más responsable de consumir energía. Y puede que a esta tecnología le haya llevado su tiempo alcanzar la madurez, ser eficiente, ser asequible, ser rentable... pero es evidente que ese tiempo ha llegado ya.