Esta web usa cookies que nos ayudan a proporcionarte la mejor experiencia de acuerdo a tus intereses. Para usar la web con total comodidad, por favor acepta recibir todos los cookies en nuestro portal. Política de cookies .

Aceptar Rechazar

Usted está utilizando un navegador demasiado antiguo.

Con el fin de ofrecer la mejor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de desarrollo web de vanguardia que requieren un navegador moderno. Para ver esta página, utilice Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior

Aerotermia en la reforma de un ático de 50 años en Madrid
Aerotermia en la reforma de un ático de 50 años en Madrid

Aerotermia en la reforma de un ático de 50 años en Madrid

Proyectos de Re_ferencia

El cambio de una caldera por una bomba de calor logra un ahorro del 40%

Autor: Redacción Re_Magazine - Tiempo de lectura: 2 min.

Una de las ventajas de la aerotermia es su gran versatilidad. Se puede instalar en todo tipo de viviendas, tanto nuevas como antiguas, sin necesidad de llevar a cabo grandes reformas. Este ático de más de cincuenta años situado en la calle Rafael Calvo de Madrid, es buena muestra de ello. El gran consumo del sistema anterior llevó a los propietarios a buscar alternativas y la simple instalación de una bomba de calor logró un descenso en la factura del 40%.

Han participado en este proyecto

Hablamos de una vivienda de 220 m2 con cinco dormitorios y cuatro cuartos de baño. Unas dimensiones que requieren necesariamente de un generador potente para su climatización. Al margen de la superficie de esta vivienda en concreto, un ático es de por sí un lugar particularmente vulnerable. Al estar bajo cubierta, las pérdidas de calor en invierno y el efecto invernadero en verano pueden ser muy acusados si el aislamiento no es el correcto. 

En este caso, aunque el aislamiento fue calificado de "regular" (de ahí, en parte, la razón de su elevado consumo), su orientación resultaba ideal, y el instalador (Ecogas), que cuenta con amplia experiencia en aerotermia, tuvo claro desde el principio que la solución pasaba por sustituir la caldera por una bomba de calor

genia air

La instalación no revistió ninguna dificultad especial, aparte del hecho de que fue necesario renovar el cuadro y el cableado eléctrico para adaptarlo a la normativa, algo habitual en cualquier reforma de vivienda antigua. La bomba de calor, una Genia Air 15 quedó colocada sobre la cubierta, mientras que el módulo para ACS, una Magna Aqua 300, se ubicó en un pequeño cuarto de calderas. Allí comparte espacio con una caldera de condensación Thema Condens AS30 que ofrece apoyo puntual a la calefacción. El ACS, por su parte, no necesita apoyo de ningún tipo, pues la propia Magna Aqua 300 cuenta con una resistencia eléctrica para eventualidades.  

magna aqua 300

En cuanto a los emisores de calor, se respetó el circuito original de radiadores con el que ya contaba la vivienda para la calefacción, pero se incorporó, además, un circuito de Fancoils AD 240 para distribuir el aire acondicionado, lo que mejora mucho la confortabilidad de la vivienda en verano. Y es que, como ya hemos dicho, un ático no es sólo vulnerable en invierno. Al estar situado inmediatamente bajo cubierta, las largas horas de sol directo también puede suponer un problema en este tipo de vivienda. En este caso, con los fancoils AD 240, que por cierto destacan por ser muy silenciosos y compactos, el problema quedó resuelto. 

Los técnicos encargados de la reforma destacan los buenos rendimientos que está dando la aerotermia en esta vivienda. La reforma ha permitido que la casa tenga ahora un etiquetado energético de clase A. Pero a nivel práctico, lo que sin duda destacan sus propietarios es el ahorro conseguido, de un 40%, así como la gran mejora en el confort.