Esta web usa cookies que nos ayudan a proporcionarte la mejor experiencia de acuerdo a tus intereses. Para usar la web con total comodidad, por favor acepta recibir todos los cookies en nuestro portal. Política de cookies .

Aceptar Rechazar

Usted está utilizando un navegador demasiado antiguo.

Con el fin de ofrecer la mejor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de desarrollo web de vanguardia que requieren un navegador moderno. Para ver esta página, utilice Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior

Sistemas híbridos, aerotermia y caldera en un mismo hogar

Tipos de proyecto

La unión hace la fuerza

Autor: Redacción Re_Magazine - Tiempo de lectura: 3 min.

Si alguna vez has considerado pasarte a la aerotermia pero algunos aspectos como la inmediatez del suministro de agua caliente o el funcionamiento de la calefacción con temperaturas exteriores extremas te han echado para atrás, tal vez te interese saber que no tienes por qué renunciar a ellos. Ni siquiera tienes por qué deshacerte del generador que tienes; para disfrutar de las ventajas de la aerotermia basta con incorporar una bomba de calor y una centralita a tu sistema de climatización doméstica. Tendrás así un sistema híbrido que te permitirá obtener todas las ventajas de ambas tecnologías.

Han participado en este proyecto

Saunier Duval

Tecnología

Una cuestión de cordura

En este magazine hemos hablado en muchas ocasiones sobre aerotermia, una tecnología que los entendidos no dudan en situar como el estándar que está por venir , la manera en la que, en un futuro próximo, nos procuraremos calor en invierno y frío en verano. Su más que previsible dominio del mundo de la climatización no responde a intereses particulares ni a lógicas de mercado; es más bien una cuestión de cordura: la aerotermia no depende de combustibles, no requiere acometidas, no produce emisiones y es infinitamente más barata que sus alternativas.

Ahora bien, mientras esa revolución limpia (y barata) se asienta en nuestras viviendas, la mayoría de nosotros sigue fiando su confort a una caldera de gas. Algunos, los más concienciados con el medio ambiente y con su cartera, esperan pacientemente a que la caldera exhale su último suspiro para sustituirla por una bomba de calor e internarse en el prometedor mundo de la aerotermia. Otros no ven del todo claro eso de renunciar a la caldera así por las buenas. 

La buena noticia para ambos es que en realidad no es necesario escoger entre un sistema u otro, gracias al sistema Genia Hybrid de Saunier Duval , tenemos a nuestro alcance la posibilidad de emplear diversas tecnologías según nos interese.  

caldera saunier duval

Un sistema híbrido consiste en la coexistencia de varios generadores en una misma vivienda, de manera que se puede utilizar uno u otro en función de la demanda, del precio de la energía o de las preferencias personales. Así, podríamos por ejemplo calentar la vivienda con una bomba de calor aerotérmica, con el enorme ahorro que eso supone, pero obtener agua caliente directamente de la caldera de gas, de manera que el suministro ilimitado queda garantizado.

Lo más interesante de todo es que ni siquiera tenemos que preocuparnos de escoger personalmente en cada caso. Con la instalación de una centralita EXAMASTER de Saunier Duval delegamos esa función en un cerebro electrónico capaz de priorizar un sistema u otro en función de la demanda ¡y del coste de las distintas energías! Y es que los precios de la electricidad y los combustibles varían casi de un día para otro y por tanto también lo hace la relación de interés de uso entre ellos. EXAMASTER optimiza automáticamente el consumo gracias a su capacidad para memorizar los precios actualizados de ambas energías. Además, combina lecturas de temperatura del interior y el exterior de la vivienda para gestionar el sistema de tal manera que en cada caso funcione el generador que sea más rentable.

examaster

Las ventajas

Un sistema híbrido aporta muchas ventajas. En primer lugar, el ahorro anual potencial en calefacción y ACS ronda el 65%. La inversión, además, es mínima, pues se aprovecha la instalación anterior sin desechar ni un solo elemento. La bomba de calor puede convivir con cualquier otro tipo de generador existente y funcionar con cualquier sistema radiante (radiadores, suelo radiante o fancoils). La instalación, por cierto, es muy rápida. En dos días estarás disfrutando de un sistema híbrido plenamente operativo. 

Al contar con dos generadores distintos, podemos beneficiarnos de las ventajas de ambos

Pero la principal ventaja del sistema híbrido es que, al contar con dos generadores distintos, podemos beneficiarnos de las ventajas de ambos. Por un lado obtenemos energía limpia, renovable y gratuita del generador aerotérmico, mientras que el otro generador nos garantiza el suministro inmediato de agua caliente y la calefacción aún con temperaturas exteriores extremas.

Por si eso fuera poco, existe la posibilidad de utilizar el generador aerotérmico en modo refrigerador, es decir, de tener aire acondicionado. 

En definitiva, un sistema híbrido es una solución intermedia entre los sistemas tradicionales y la aerotermia; una manera de beneficiarse de lo mejor de ambas tecnologías sin renunciar a nada.