Esta web usa cookies que nos ayudan a proporcionarte la mejor experiencia de acuerdo a tus intereses. Para usar la web con total comodidad, por favor acepta recibir todos los cookies en nuestro portal. Política de cookies .

Aceptar Rechazar

Usted está utilizando un navegador demasiado antiguo.

Con el fin de ofrecer la mejor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de desarrollo web de vanguardia que requieren un navegador moderno. Para ver esta página, utilice Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior

Sustitución de una enfriadora por un sistema aerotérmico de última generación
Sustitución de una enfriadora por un sistema aerotérmico de última generación

Sustitución de una enfriadora por un sistema aerotérmico de última generación

Proyectos de Re_ferencia

Con la instalación de una bomba de calor se consigue calefacción, refrigeración y agua caliente, todo en un solo equipo.

Autor: Redacción Re_Magazine - Tiempo de lectura: 4 min.

Los propietarios de este adosado situado en la localidad de Cobeja, al norte de la provincia de Toledo, buscaban aumentar el confort y, a la vez, reducir el consumo energético de la vivienda. Lo particular de este caso es que, al contrario de lo que suele ser habitual, el equipo que han sustituido no era ni una caldera de gasoil, ni una caldera de gas, sino una máquina enfriadora. 

Han participado en este proyecto

Saunier Duval

Tecnología

Hablamos de un edificio de tres plantas con una superficie aproximada de 240 m2 distribuidos en tres plantas; la inferior, que corresponde al sótano, está climatizada mediante un fancoil, mientras que las dos superiores que son las de vivienda (salón, cocina, baño, recibidor, despacho y una habitación en la primera y un distribuidor, cuatro habitaciones y dos baños en la segunda), cuentan con suelo radiante refrescante.

El edificio tiene una buena orientación Este/Oeste, un aislamiento correcto, como corresponde a una construcción relativamente reciente, y carpintería de Aluminio con rotura de puente térmico y vidrios Climatherm. Por tanto las medidas pasivas cumplen de sobra con lo deseable. Era la parte activa, es decir, el generador, lo que daba problemas.

Y es que, en cuanto a climatización, el edificio solo contaba con una enfriadora on/off de conexión trifásica situada en el tejado. Solo su situación ya era problema; el aparato había sufrido varias averías importantes en los últimos tiempos y el hecho de estar en el tejado hacía muy difícil su reparación y mantenimiento. Pero lo peor, sin duda, era que los usuarios no podían controlarlo, más allá de encenderlo o apagarlo; una vez encendido no había posibilidad de fijar la temperatura deseada, al tener el aparato solo dos posiciones y carecer de termostato. Para el agua caliente la casa contaba con un termo eléctrico de 150 litros, que también tenía un alto coste operativo.

bomba de calor en cobeja
Genia Air 15 situada en la parte trasera de la vivienda.

Según el estudio previo, el cambio en el generador y en la potencia eléctrica contratada redundaba en un ahorro del 35%

Decididos a buscar una alternativa más confortable y, sobre todo, más eficiente, los propietarios acudieron a Instalaciones Fami. Estos le aconsejaron varias líneas de acción:

La primera consistía en sustituir la enfriadora por un sistema basado en aerotermia de última generación. Con él podrían obtener frío y calor sin tener que actuar sobre el sistema emisor (ya contaban con suelo radiante refrescante) y también agua caliente; todo ello a partir de un mismo equipo. Además, gracias los sistemas MiPro y MiLink, tendrían un control total sobre el equipo, la temperatura de confort, etc, algo que atrajo mucho a los propietarios.

interacumulador y deposito de inercia en cobeja
Interacumulador y depósito de inercia en el cuarto de instalaciones.

Por otra parte, a fin de reducir el consumo eléctrico, los técnicos de Instalaciones Fami también recomendaron pasar la conexión eléctrica de trifásica a monofásica y bajar la potencia contratada.

Haciendo ambas cosas el ahorro potencial calculado por los técnicos rondaba el 35%. Los propietarios quedaron convencidos y sin más dilación se procedió a la remoción de la enfriadora y el termo eléctrico y a la instalación, en su lugar, del nuevo equipo: un pack Genia Air 15 con MiPro inalámbrico con sonda exterior inalámbrica y MiLink. Y en un cuarto de instalaciones situado en el sótano quedaron montados el depósito de ACS de 200 LITROS, modelo FWE200M y la bomba de inercia. 

Han pasado ya un verano y un invierno desde que se hizo la instalación, de manera que los propietarios ya han podido comprobar el funcionamiento del nuevo equipo tanto en modo refrigeración como en modo calefacción, y no pueden estar más satisfechos. El ahorro estimado en los estudios previos, de un 35%, se ha cumplido y también las expectativas en cuanto a confort.